13 de septiembre de 2010

Mosén Bruno Fierro, un héroe popular del Sobrarbe

Mosen Bruno Fierro es el héroe popular del valle de Gistau. En las largas noches de invierno todavía se recuerdan las historias que protagonizó este valiente cura chistavino, algunas reales y otras inventadas.
Lo que sí es cierto es que vivió a finales del XIX y fue cura de Saravillo. Dicen de él que era un santo porque obraba milagros ya que "esconjuraba" las tormentas y éstas pasaban de largo de Saravillo para descargar con toda su fuerza en el pueblo vecino de Plan. Lo llegaron a describir diciendo que "pareceba una talega en pie". También era pescador, ladrón de cerdos, jugador de pelota, tirador de barra aragonesa y cazador, aunque en realidad saliera con la escopeta para despistar a los carabineros y dedicarse al contrabando.


Iglesia de Saravillo

En el seminario ya prometía porque el obispo, al ordenarlo sacerdote, le dijo: Cuánto me pena, Bruno, haberte ordenado. A lo que nuestro mosén le contestó: "y lo que te penará, Ilustrísima, lo que te penará."

En noviembre de 1867, mosén Bruno ayudó a escapar a través de la frontera a dos políticos, uno de ellos Prim, siguiendo un camino que el mosén conocía y que era el que utilizaban los contrabandistas de la zona. Años después, siendo presidente del gobierno el general Prim y tras hacer el viaje en almadía por el Cinca hasta Monzón y desde allí a Madrid en diligencia, recurrió a él para lograr el perdón de un hermano suyo que estaba a punto de ser fusilado por desertor.

Prim le recibió y le extendió varias cartas de recomendación para el Gobernador General de la Corte y para el Presidente del Tribunal de Justicia Militar, y el cura las fue rompiendo mientras decía: "Si yo hubiera escrito papelitos para los carabineros, aquí estarías tú ahora". Finalmente su hermano se salvó de ser fusilado.


Todas estas historias y muchas más las recogió José Llampayas en el libro que escribió sobre él en 1.924.

La Ronda de Boltaña le dedicó una canción: La mazurca de Bruno y, parece ser que también Arturo Pérez Reverte encontró la inspiración para su personaje del sacerdote Príamo Ferro de su libro La piel del tambor en este rudo y resuelto mosén altoaragonés.

5 comentarios:

Lucía dijo...

En el año 2008, se creó en Saravillo, la Asociación Mosén Bruno Fierro, ahora somos 40 socios, e intentamos hacer actividades para todos los públicos, de los cuales a través de este blog, nos gustaria comunicarlos.
Un saludo.

Luis dijo...

Hola Lucía. Podéis anunciar todas vuestras actividades en este blog, por supuesto. Si me das tu link, lo incluiré junto con el resto. Como ves, hace solamente unos días que he comenzado este blog y practicamente no hay links ni comentarios.

Aprovecho que eres de Saravillo para preguntarte si la tumba de mosén Bruno está en el cementerio de Saravillo. Me suena que su tumba es la primera de la derecha nada más entrar.

Saludos

Lucía dijo...

Sí, está en el centro del cementerio, te envio una foto al correo.

Anónimo dijo...

¿de verdad que el personaje de la piel del tambor está basada en mosen bruno? ¿tendríamos que preguntarle a Pérez Reverte? De todas formas su mujer es de huesca.

Luis dijo...

Ésto es una deducción mía.

Leyendo la descripción que hace del personaje y de su carácter se ajusta mucho a mosen Bruno. Además, me parece recordar que en el libro Reverte dice que Príamo Ferro procede de las montañas de Huesca. Y también el nombre de ambos es muy parecido.

Lo que no sabía es que la mujer de Reverte es de Huesca. Yo creía que la conexión podía venir por Leyendo la descripción que hace del personaje y de su carácter se ajusta mucho a mosen Bruno. Además, me parece recordar que en el libro Reverte dice que Príamo Ferro procede de las montañas de Huesca. Y también el nombre de ambos es muy parecido.

Lo que no sabía es que la mujer de Reverte es de Huesca. Yo creía que la conexión podía venir por Alberto Montaner Frutos que ha colaborado en varias ocasiones con él e incluso escribió un soneto para el primer Alatriste.