16 de septiembre de 2010

Contribución del Sobrarbe a la armada de Carlos I contra Túnez

En 1.528, el emperador Carlos I estaba preparando una flota para atacar a Túnez y acabar con el problema que suponían los berberiscos de Barbarroja para el imperio. Por ello, mandó construir 50 galeras en Barcelona y solicitó la colaboración aragonesa para proveer de madera las Atarazanas.

La transcripción del original hecha en el siglo XVIII decía lo siguiente:

Nabateros bajando madera al Mediterráneo
“Como de presente tengamos muy grande necesidad de poner en punto de navegar y armar las cincuenta galeras que mandamos facer en la nuestra Ciudad de Barcelona, para lo qual una de las principales cosas que para ello se requiere, son árboles y antenas y seamos informados que en los montes de Ceramello (¿podría ser Saravillo?), y en la Valle de Xistau hay mucha abundancia de ellos, y aparejos para los boscar y cortar, y tirar a los ríos para los traer, y en breves días conducirse a la marina…”

Sin embargo, más adelante dice lo siguiente:

“Por las varias partidas consta, que solo llegó a Tortosa arboladura de palos, antenas, vergas, y espigones para 37 galeras que baxó de Insa (Aínsa), valle de Xistau, del término de Ceramello, de los bosques llamados Losparets y Lanasarts (¿Lavasar?), que están a una legua de la frontera de Gascuña. Todos baxaron por el Cinca al Segre, y de este al Ebro, en almadías o en palos sueltos.”

Por la celeridad que pedía el emperador para armar la flota hubo que traer a Barcelona a 40 carpinteros de ribera de Génova, 8 calafates valencianos y bastantes carpinteros, calafates y remolares (maestro o carpintero que hace remos) de Vizcaya, además de diversos trabajos realizados por la Maestranza de la provincia de Guipúzcoa en Azpeitia. Don Pedro de Tovar, Corregidor de las quatro Villas de la mar (Santander), también envió más remolares. Además hubo que pagar 48 sueldos al Convento de Jesús, “para decir misas por la salud de S.M. y para que nuestro Señor haga victoriosas las Galeras contra los Infieles”.

Tanta animación había en las Atarazanas que la mitad de las galeras hubo que construirlas al descubierto puesto que dentro sólo se podía trabajar en 10 a la vez. Todas esas galeras, más 6 llegadas de Palamós y otras de otros lugares, fueron puestas bajo el mando de D. Alvaro de Bazán. El capitán de una de las galeras era D. Lucas de Alagón.

Finalmente, en la toma de Túnez en 1.535 participaron la escuadra de Portugal, los Estados Pontificios, la Orden de Malta, la armada del Mediterráneo con parte de las galeras construidas en Barcelona, Nápoles, Sicilia, Génova, la escuadra del Cantábrico con 42 naos, 60 urcas de la escuadra de Flandes y 150 velas de la escuadra de Málaga.

Enlace:

Antiguos tratados de paces y alianzas entre algunos reyes de Aragón y ...
Puerto de la ciudad de Túnez (S. XVI)

2 comentarios:

Lucía. dijo...

valle de Xistau, del término de Ceramello, de los bosques llamados Losparets y Lanasarts (¿Lavasar?), que están a una legua de la frontera de Gascuña.
Valle de Chistau, del término de Saravillo, de los bosques llamados Luparé y Lavasar, que están a una legua de la frontera de Laspuña.
Podria ser una traducción, digo podria no lo afirmo.

Luis dijo...

Lo de Ceramello me parecía un poco raro para ser Saravillo pero los nombres de los dos bosques no dan lugar a dudas como bien dices. Además los dos lugares están muy cercanos y tienen relativamente buena salida para sacar la madera.

En cambio, la frontera se tiene que referir a Gascuña ya que, aunque Laspuña está a también a 1 legua más o menos por el camino viejo que va a Badaín, por el puerto de la Madera tenías acceso directo a la Gascuña, zona con la que tradicionalmente ha tenido mucha relación todo Aragón.

Saludos